NUESTRA HERENCIA Y LA COVID-19

¿Por qué de cada 10 personas que se infectan con SARS-CoV-2, solo el 2 acaba presentando un cuadro grave y experimenta dificultades para respirar?

Estamos tan obsesionados con las infecciones por CoVid-19 que pareciera que todas las otras enfermedades no existieran. Y sin embargo ahí están. Pero la mayor parte de ellas, incluyendo la transmitida por el SARS-CoV-2 tienen que ver con nuestro sistema inmunológico. Algunas de las mutaciones que nos han permitido combatir infecciones mortales como la que actualmente enfrentamos también nos ha hecho más propensos a ciertas enfermedades inflamatorias y autoinmunes, como la enfermedad de Crohn. Pues ahora, investigadores del Instituto Radbound para la Vida Molecular en los Países Bajos acaban de publicar en Trends in  Immunology1 cómo es que nuestros orígenes ancestrales impactan las probabilidades de que desarrollemos enfermedades inmunes.

¿Te podrías imaginar que tu respuesta a  este coronavirus tiene algo que ver con  quiénes fueron tus abuelos y tus bisabuelos?

 Este trabajo también demuestra que nuestro sistema inmunológico sigue evolucionando dependiendo del lugar de residencia y del estilo de vida.

¿Es parte de un equilibrio natural?

Escribe el Dr. Mihai Netea, biólogo evolutivo en Radbound: “En el pasado, la expectativa de vida era mucho más corta, de manera que estas enfermedades inflamatorias y autoinmunes que aparecen en la segunda mitad de la vida no eran tan relevantes como ahora. Ahora vivimos mucho más tiempo y podemos ver las consecuencias de infecciones que les ocurrían a nuestros ancestros”.

Una de las mejores defensas que tiene nuestro cuerpo contra las enfermedades infecciosas, como el CoVid-19 es la inflamación. Pero cuando la inflamación se sale de control, como en el caso de la infección por SARS-Cov-2 en las vías respiratorias bajas, puede sobrevenir la muerte por asfixia. Los investigadores del equipo del Dr. Netea reunieron los datos de estudios genéticos, inmunológicos, microbiológicos y de virología e identificaron como se alteraba el ADN de personas pertenecientes a comunidades diferentes comúnmente infectadas con enfermedades bacterianas o virales, subsecuentemente a la inflamación. En tanto estos cambios  le dificultaban a ciertos patógenos infectar a estas comunidades, se vio que estaban relacionados con la aparición de nuevas enfermedades inflamatorias como la Enfermedad de Crohn, el Lupus y el Síndrome de Intestino Inflamable SII.

Como reaccionamos a las enfermedades es parte de nuestros genes

Nuestros ancestros de origen euroasiático vivieron en regiones habitadas por Neanderthals y se cruzaban con ellos. Hoy en día, personas con restos del ADN Neanderthal son más resistentes al HIV, pero más susceptibles de desarrollar alergias y asma.

La evolución humana ha estado influida constantemente por patógenos, y por lo mismo, un número importante de genes humanos relacionados con las funciones inmunes y desórdenes inmunes han evolucionado junto con los humanos.

La heterogenicidad de las respuestas inmunes a las enfermedades infecciosas en diferentes núcleos humanos está controlada genéticamente y es el resultado de procesos evolutivos.

La herencia ancestral de los individuos en poblaciones alrededor del globo influye fuertemente en la posibilidad de desarrollar enfermedades autoinmunes.

Ahora sabemos que la respuesta de nuestro sistema inmune a infecciones como la CoVid-19 depende también de nuestra herencia.

Referencias Bibliográficas

  • 1 Jorge Domínguez-Andrés. Mihai G. Netea, “Impact of Historic Migrations and Evolutionary Processes on Human Immunity”, Trends in Immunology, Volume 40, Issue 12, December 2019, Pages 1105-1119

¿Te gusto este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter
Share on linkedin
Share on Linkdin
Share on pinterest
Share on Pinterest

Deja un comentario

Más Artículos que te podrian intersar